uruguay-cuna-videojuegos

El prestigioso diario estadounidense se refiere al éxito del emprendimiento del software uruguayo y su proyección internacional

Uruguay está ganando atención por sus “start-ups” de videojuegos. Eso es lo que destaca un artículo publicado por el diario estadounidense The New York Times. El prestigioso medio dedicó este jueves un texto al desarrollo local de una industria que crece a pasos agigantados a nivel internacional.

El caso de la empresa Ironhide Game Studio es un ejemplo de cómo pueden alcanzar el éxito los jóvenes profesionales uruguayos que aspiran a competir en la primera liga de los videojuegos. Ironhide se hizo conocida internacionalmente con su juego “Kingdom Rush”, un éxito en tienda de Apple de Estados Unidos, que consiste en defender un reino del ataque de yetis y ogros.

Según publica el diario estadounidense, esta compañía uruguaya es “un éxito en el campo altamente competitivo del desarrollo de videojuegos” y “se destaca de otras empresas de alta tecnología en un aspecto: su ubicación poco convencional”. Álvaro Azofra, uno de los tres fundadores del emprendimiento, dijo al Times que los extranjeros suelen preguntarles educadamente: “¿Dónde está Uruguay?”.

Uruguay, dice el artículo, se ubica “apretado entre Brasil y Argentina y por la dependencia de larga data de exportaciones de materias primas” y “puede ser mejor conocido por sus rebaños de ovejas y su ganado”. El periodista subraya que ahora “la atención está cambiando” por “la creciente constelación de start-ups que desarrollan videojuegos para computadoras y dispositivos móviles”.

“Abarcando a las empresas de videojuegos, el desarrollo de software en Uruguay ha evolucionado hasta convertirse en una industria de $600 millones, lo que lo hace el país líder de América Latina en las exportaciones de software per cápita”, sostiene la nota.

Los desarrolladores confesaron al Times que hay a una variedad de razones por las que Uruguay ha sido “capaz de competir con las economías más grandes de América del Sur”.

El docente de la Universidad ORT y experto en teoría de los videojuegos Gonzalo Frasca dice en la nota: “Todavía tenemos escuelas sólidas para la informática”. Frasca es doctor en la materia por el Instituto Tecnológico de la Universidad de Copenhague, y comenta que en Uruguay “cuando las personas se gradúan, se dan cuenta de que están en un pequeño país donde no tienen más remedio que relacionarse con el resto del mundo”.

La empresa Powerful Robot, fundada por Frasca, ha tenido gran éxito en el mercado estadounidense al punto que desarrolló juegos para Cartoon Network.

Otro punto con destaque en el artículo del Times es el Plan Ceibal. “Cerca de 300.000 niños uruguayos de las escuelas públicas tienen su propia computadora, luego de que las autoridades lanzaran en 2006 One Laptop per Child, el ambicioso proyecto que busca acercar la informática a los niños de los países en desarrollo, financiado con dinero público”.

El director del Plan Ceibal, Miguel Brechner, dice en el artículo que la iniciativa ya está sirviendo como un catalizador para los desarrolladores de contenidos, en particular para juegos y estudios de animación. Brechner describe el Ceibal como un “plan de igualdad digital”, y agrega que “la realidad ha demostrado que los niños se emocionan con los juegos”.

En esta línea, el Times nombra a la empresa Trojan Chicken, desarrolladora de juegos educativos en español, y a Ingenio, una incubadora estatal que ayudó a este emprendimiento nacional. Uno de los juegos que lanzaron es División Especial de Detectives, en el que los jugadores tienen que resolver robos de elementos del patrimonio nacional.

Fuente: El ObservadorThe New York Times

Compartir esto

Deja un comentario