omc_229921

La Organización Mundial de Comercio estima que el país puede enfrentar la crisis internacional gracias a un conjunto de medidas que aprobó en los últimos años. Pone en el debe educación, vivienda y seguridad

La Organización Mundial del Comercio (OMC) pone buena nota a Uruguay en su examen periódico de las políticas comerciales del país, al que considera en buena posición para hacer frente a la crisis internacional gracias a las reformas económicas adoptadas por su Gobierno en años recientes.

Las políticas comerciales de Uruguay son evaluadas hoy y el viernes en la OMC, con el punto de partida de un informe que destaca que el país atraviesa una fase de crecimiento y de reducción de la pobreza prácticamente sin precedentes en el último medio siglo.

“Uruguay consolidó un conjunto de reformas económicas que sentaron las bases para el desarrollo económico, superando vulnerabilidades en el plano productivo, social, financiero y fiscal. Estas reformas promovieron el crecimiento económico favoreciendo la inversión productiva”, indica la OMC.

El documento de la OMC destaca que en los últimos años ha aumentado la producción, el empleo y el comercio exterior, “en una fase de crecimiento elevado y sostenido con una caída significativa de la pobreza y una mejora en la distribución del ingreso”.

El informe alude a la mejora de la normativa para las inversiones productivas, la participación privada en infraestructuras que sustentan el desarrollo, la mejora del perfil de la deuda pública y una reforma tributaria destinada a aumentar la equidad, eficiencia y estímulo de la inversión.

La Organización Mundial del Comercio también aplaude los programas para el desarrollo productivo, las políticas sociales y el empleo, un conjunto de medidas “que colocaron al país en mejores condiciones para afrontar la crisis (económica) internacional”.

La OMC considera que ahora la prioridad es emprender cambios a largo plazo en materia de educación, vivienda y seguridad, y asentar la inserción exterior como elemento “central” del desarrollo.

El informe señala que “Uruguay mantiene su compromiso con el multilateralismo” y recuerda que “la promoción del libre comercio y el respeto de las reglas resulta esencial en un entorno de crisis en el que proliferan presiones proteccionistas“.

Uruguay desarrolló “una compleja agenda externa”, a juicio de la OMC, lo que consolida “su vocación de regionalismo abierto, buscando en todos los escenarios posibles utilizar el instrumento de la política comercial para el desarrollo económico y el bienestar”.

“En materia de orientación futura de la política comercial, Uruguay continuará su proceso de inserción en el mundo de acuerdo con las reglas pactadas, profundizando la inserción en el ámbito multilateral y en el plano regional”, concluye el informe.

La OMC destaca también que “al ser una economía pequeña y abierta, Uruguay requiere mercados libres de restricciones y distorsiones al comercio, especialmente en el sector agrícola“, al que van dirigidas la mayor parte de las exportaciones del país.

El examen cubre el periodo 2005-2011, en el que, según los datos de la OMC, Uruguay creció a una tasa promedio anual del 6,2 % del Producto Bruto Interno (PBI) entre 2005 y 2010, y entre el 5-6 % en 2011.

El resultado fue que el PBI per cápita anual se duplicó en ese periodo alcanzando los 11.966 dólares en 2010, ya que en 2005 era de 5.221 dólares.

Desde junio de 2011, el objetivo de inflación está entre el 4 y el 6 % anual, y los niveles de déficit por cuenta corriente de la balanza de pagos se han situado entre el 0,4 y el 2 % en estos años, con la excepción de 2009, cuando el fuerte aumento de las importaciones lo empujaron hasta el 5,5 %.

La deuda pública se redujo del 69 % del PIB en 2005 al 45 % en 2010, reflejando el crecimiento de la economía del país y la apreciación del peso.

Fuente: Observa

Compartir esto

Deja un comentario